ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

martes, 29 de agosto de 2017

Dimisión de Ada Colau por sus mentiras y doble rasero. Ineficacia comprobada, sin autoridad alguna


Gran pancarta

El objetivo era mostrar cuantas más banderas independentistas y lemas políticos, mejor. Sin embargo, la ciudadanía que se manifestó por las calles de Barcelona no siguió las consignas de la ANC, que solo unas horas antes había pedido que los catalanes acudieran con «miles de banderas con un crespón negro», en referencia a las «esteladas», para responder así -desde su punto de vista- por la presencia del Rey.
De ahí que la entidad secesionista intentara asegurar la foto de la manifestación a su conveniencia y colocara en las primeras filas a manifestantes con banderas «esteladas» (en algunos casos de grandes dimensiones) y carteles políticos contra el Rey y el Gobierno.
El comentario en el documento interno al que ha tenido acceso ABC es una comunicación entre Mónica Silla, técnica del departamento de Protocolo del Ayuntamiento barcelonés, y Marc Serra, asesor municipal de Barcelona en Comú y uno de los coordinadores de la marcha.
La primera le envía al segundo la lista de los doce responsables de los alrededor de 150 voluntarios que la ANC movilizó para la marcha -según fuentes del propio Consistorio-: «Aquí tienes la lista de los voluntarios que guiarán los flujos de la manifestación cuando llegue a la plaza de Cataluña. Vendrá Pere Miralles de la ANC (me han dicho que ya os habéis visto) al punto de Gran Vía para recogerlas todas y repartirlas a las 15.30 horas».
Según la ANC y el Ayuntamiento, lo que Miralles «recogió» fueron flores (miles, aseguran) y en ningún caso banderas. Las flores pasaron, en cualquier caso, mucho más desapercibidas que las «esteladas», que sí se concentraron en las primeras filas, y de cuyo «flujo» se encargaba la ANC, que no ha negado que repartiera banderas.

El Ayuntamiento lo niega

Desde el Consistorio, por su parte, aseguran que la ANC no se encargó del servicio de orden de la marcha, aunque sí confirman que la entidad secesionista puso los voluntarios para dar información junto a otras entidades que «se ofrecieron» para ello, como Òmnium Cultural, CC.OO. o entidades de vecinos de Barcelona.
Una opinión que contradice a Jordi Sànchez, presidente de la ANC, quien sí aseguró ayer, en declaraciones a la radio RAC1, que tanto la Generalitat como el Ayuntamiento acudieron a ellos ya que estas instituciones «no tienen experiencia en servicios de orden, sino en seguridad» y, por lo tanto, ve «normal» que las instituciones acudan a este tipo de asociaciones.
En el documento interno del Ayuntamiento, además, figura el orden de los portadores de la pancarta de la cabecera y el primer bloque de la marcha, así como la lista de las entidades con representantes en la manifestación y los organizadores municipales de la cita.

Leer más en ABC