ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

sábado, 26 de agosto de 2017

Gran manifestación en Barcelona por la Paz. Los independentistas incieron su agosto. Una guerra de pancartas







Manifestación de las 18 a las 19 horas, del  sábado día 26 de agosto de 2017. Paseo de Gracia a la Plaza de Cataluña. A la llegada de de Rajoy, primero, y el Rey Felipe VI por último lo abuchearon con el grito de "Fora" ruido de ambiente que apagó la TV españolas. La presencia del Rey fue muy importante, supuso neutralizar el portagonismo de Puigdemont, Junquedas y de Colau. Fue una asistencia arriesgada pero muy acertada. No hubo unidad por la víctimas, sino una manifestación política muy bien orquestada por los independentistas. Hubo una guerra de banderas: españolas, catalanas y la estelada que no podía faltar. La mayoría no llevaba banderas. Esto se sabía que iba a pasar pero no tiene la mayor importancia si tenemos en cuenta la libertad de expresión.
Al final Rosa María Sardá y Míriam Habiti, leyeros sus manifiestos en catalán y en castellano, y lo coronó unos acordes de dos contrabajos de Casals.
Muchos catalanes gritaron "Fora", como si hubiera llegado un gobierno extranjero. Lo que sucede, y pienso es que los gobiernos españoles anteriores se sirvieron de sus votos para obtener mayorías, pero les faltó presencia. Indudablemente, a partir de ahora el Gobierno y el Rey deben ir con más frecuencia a Cataluña.
El sentimiento independentista existe, pero ahí se van a quedar por muchos años. Además las banderas independentistas eran minoría, es evidente que el proceso secesionista está muerto. 
No hubo incidentes importantes por destacar.
Si no quieren que vendas armas de Arabia Saudita y otra paises del entrono, que cierren la fabricas de armas y explosiviso que todas están en el Vascongadas. Y cuando haya que volar una montaña para hacer un túnel compreremos la dinamita o la goma 2 en Francia.
Puigdemón fracaso en sus pretensiones de favorecer el proceso (El peor presidente que haya tenido Cataluña... y mira que era difícil superar a los dos más recientes de su mismo partido: Pujol y Artus Mas.9 Ayer tarde se vio que el proceso separatista ha caído en vía muerta. Únicamente le queda convocar elecciones autonómicas.
A propósito Ada Colau, organizó que la ANC independentistas fuera con esteladas detras de las autoridades para dar la imagen de un nacion levazntada contra el estado. Cudno por la foto vemos qaue no es así.
................................
 Ver en ALICANTE PRESS  todos los artículos de Ramón Fernández Palmeral

...............................
Noticia en El País.

El independentismo boicotea la marcha unitaria de Barcelona

Miles de asistentes han abucheado al Rey, Rajoy y demás miembros de las instituciones del Estado



























Cabecera de la manifestación formada por los empleados públicos y entidades. TV3-Quality
Los catalanes han salido esta tarde a la calle en Barcelona para hacer frente al terror. Decenas de miles de personas —medio millón, según la Guardia Urbana— ocuparon el Paseo de Gracia para exhibir su rechazo a la violencia sucedida la semana pasada en La Rambla y en Cambrils. La convocatoria se vio enrarecida por los constantes pitidos y abucheos destinados al rey Felipe VI y al presidente del gobierno, Mariano Rajoy. También destacó una significativa presencia de esteladas y pancartas que vinculaban al Gobierno y a la corona con la venta de armas en Oriente Medio.








Los lemas de los carteles más vistos durante el recorrido, repartidos por entidades independentistas y de la izquierda alternativa, incluían mensajes como "Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas", "Mariano [Rajoy], queremos paz, no vender armas" y "Vuestras políticas, nuestros muertos". Buena parte de los sectores más críticos con la presencia del jefe Estado procedían de una concentración paralela que la CUP y un centenar de colectivos de la izquierda alternativa han convocado a las cuatro de la tarde, dos horas antes del inicio la manifestación oficial.
Políticos y representantes de las instituciones del Estado han esperado en el Palau de la Generalitat el momento para incorporarse a la manifestación. El jefe de Estado, presidentes, ministros, líderes de partidos, diputados, concejales, todos fueron transportados en autobuses directamente de Palau a la llamada "cápsula de autoridades", en el cruce con Gran Via, a un kilómetro del punto de inicio de la manifestación. La llegada de los representantes del ejecutivo español ha sido recibida con sonoras pitadas y gritos a favor de la independencia. Los silbidos contra el Rey y Rajoy se repetían cada vez que las pantallas gigantes a lo largo del Paseo de Gracia les mostraban en la imagen.
Héctor Fernández, un barcelonés que ha asistido con su hija y su mujer a la protesta, se desgañitaba en gritos contra el Rey. Justifica su rechazo porque “el Rey no puede venir a una manifestación pacifista y vender armas a Arabia Saudí”. Fernández ha añadido, repitiendo informaciones aparecidas en medios digitales independentistas, que "el gobierno español ha ocultado información sobre los terroristas a los Mossos de Esquadra y no permite que estos se refuercen”.
En sus primeras palabras tras la manifestación, ni Colau ni el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, han comentado los abucheos al rey y a miembros del gobierno. Ambos han destacado la unidad que ha conseguido la marcha y Puigdemont remarcó que, pese a las “sanas discrepancias en democracia”, la coordinación entre las administraciones frente a los atentados es digna de elogio.
La Asamblea Nacional Catalana (ANC) había llamado a participar en la manifestación con esteladas marcadas con un crespón negro para protestar por la presencia de Felipe VI. Pese a ello, la gran mayoría de asistentes optó por no lucir banderas de ningún tipo. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, tuvo que recordar el viernes que no era el día para manifestarse con banderas nacionales. El distintivo más común entre los participantes fueron las cartulinas que repartió el Ayuntamiento con el lema "No tinc por" ["no tengo miedo”] y camisetas azules que la gente traía de casa. Se eligió el azul como color para teñir la movilización porque simboliza el camino de los refugiados hacia Europa en el Mediterráneo.
El Gremio de Floristas de Barcelona ha instalado varios puntos a lo largo del paseo para regalar rosas rojas, amarillas y blancas, los tres colores de la bandera de Barcelona. Los voluntarios de Òmnium Cultural han sido los encargados de repartirlas.
La ciudadanía ha acudido gradualmente, desde primera hora de la tarde, al punto de inicio de la marcha, en la confluencia entre Paseo de Gracia y la Avenida Diagonal. Familias, parejas, abuelos acompañados por sus nietos y extranjeros han querido participar en el acto de repulsa al terrorismo. Pese a la multitud y a las cifras aportadas por la policía municipal, la convocatoria distó mucho de las aglomeraciones que han generado las diadas independentistas de los últimos años.


..................
......................

Manual de manipulación: así se urdió el boicot de los independentistas

Se cedió el servicio de orden de la manifestación a voluntarios de la ANC, que colocaron estratégicamente a quienes habían de protagonizar la pitada a Don Felipe y Mariano Rajoy y los aplausos a Puigdemont, Junqueras y resto de los soberanistas
  • 208
  • Compartir
  • Compartido 10.2k veces
Current Time 0:30
/
Duration Time 0:30
 
Justo detrás de las autoridades se colocó a los separatistas que portaban esteladas - EFE
ABC - Actualizado: Guardado en: España
El bochorno nacional e internacional por el infame intento de manipulación de la marcha contra el yihadismo, y en memoria de las víctimas del 17-A, tuvo una meticulosa preparación. La organización, a medias entre la Generalitat y el Ayuntamiento, facilitó que la manifestación fuera capitalizada por los separatistas y la ultraizquierda: unos atacando a España, los otros a la Monarquía y al Gobierno (y al sistema) y ambos grupos al Rey y a Mariano Rajoy.
Para el servicio de orden eligieron a voluntarios de la Asamblea Nacional Catalana, que pilota y coordina los cientos de grupúsculos secesionistas de la región, que colocaron estratégicamente, justo detrás de las autoridades y a tiro de cámara, a los separatistas que portaban las esteladas y a los contrarios a la venta de armas, pese a que los atentados se cometieron con una furgoneta, cuchillos comprados en una ferretería y bombonas de gas convencionales.
Ni una pancarta contra el yihadismo ni un recuerdo a los asesinados... nada en la «zona de propaganda». También dispusieron sus peones en el lugar por el que el Rey y el Gobierno llegaban a la marcha para organizar los abucheos. Todo medido, un ensayo general de la próxima Diada. ¿Y las víctimas? Eso les importaba más bien poco. «Sin miedo»... y con muy poca vergüenza.
Este lunes, el presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, ha admitido que la entidad independentista «ayudó en el servicio del orden» de la manifestación por encargo de «los organizadores». Sánchez ha explicado, en declaraciones a Rac1, que «la Generalitat y el Ayuntamiento no tienen experiencia en servicios de orden, sino en seguridad. Es normal -ha añadido- que las instituciones contasen con las entidades y es normal que las entidades nos ofreciésemos en el servicio de orden».
Sus palabras entran en clara contradicción con el ayuntamiento de Barcelona, que asegura que la entidad «sólo se encargó de dar información y repartir las flores que facilitó el Gremio de Floristas».