ARTICULOS DE OPINION


Revista digital de arte, cultura y opinión en Alicante. En estas páginas no podemos estar ajenos a lo que pasa en España ni en el mundo. Dirigida por el escritor, poeta y pintor Ramón PALMERAL. Los lectores deciden si este blog es bueno, malo, o merece la pena leerlo.

miércoles, 30 de agosto de 2017

La Diputación lleva años reclamando que la Generalitat asuma unas competencias. Enfermos mentales. Alicante

El Consell mantiene 4 años cerrado el centro provincial para enfermos mentales

El inmueble fue construido por la Diputación con el objetivo de que todos los servicios de salud mental fueran asumidos por la Generalitat

30.08.2017 | 05:04 /Alicante
El Consell mantiene 4 años cerrado el centro provincial para enfermos mentales
Sólo Sanidad muestra interés por hacerse cargo, mientras la Conselleria de Igualdad opta por el silencio.
Casi cuatro años lleva terminado y sin abrir el mayor centro para la atención de enfermos mentales en la provincia, un edificio construido por la Diputación para tratar a 126 personas con enfermedad mental, ubicado en Sant Joan, frente al Centro Doctor Esquerdo. Durante todos estos años, la Generalitat no ha sido capaz de hacerse cargo de un inmueble que construyó la Diputación, pero cuya gestión debe asumir el Consell para liberar a ésta de la gestión de los recursos de salud mental. Las consellerias de Sanidad e Igualdad deben asumir la gestión de un proyecto cuyo coste ascendió a 12 millones de euros. La Diputación lleva años reclamando que la Generalitat asuma unas competencias que a ella no le corresponden. El nuevo centro asumiría todos los servicios que actualmente se prestan en el centro Doctor Esquerdo, el único de toda la provincia para hospitalización de media y larga estancia de personas con enfermedad mental.
Según fuentes de la Diputación, de momento la Conselleria de Sanidad es la única interesada en hacerse cargo de este centro y habilitar en él dos hospitales de media estancia y dos hospitales de día. Por su parte, la Conselleria de Igualdad no ha movido ficha aún para asumir la parte que le correspondería de la atención a las personas con enfermedad mental. Y es que la salud mental es la única especialidad a caballo entre la sanidad -que presta una atención médica a los enfermos- y los servicios sociales, encargados de facilitar que los pacientes vuelvan a integrarse en su entorno.
Esta falta de respuesta del departamento de Mónica Oltra ha activado las alarmas de un grupo de profesionales del centro Doctor Esquerdo, que han plasmado en un escrito su inquietud porque al asumir Sanidad la gestión desaparezcan muchos de los servicios de carácter social que actualmente se prestan en el centro Doctor Esquerdo. La mayor inquietud viene de la implantación del recurso de un hospital de día en sustitución de los actuales centro de día y centro de rehabilitación e integración social (CRIS), donde actualmente se atiende a 45 personas y sus familias. «Mientras en el centro de día y en el CRIS atendemos a personas con enfermedad mental de larga evolución con dificultades en diferentes áreas, en el hospital de día los pacientes son hospitalizados de manera parcial tras el alta del hospital y durante un tiempo limitado y con tratamiento psicofarmacológico intensivo», señala el escrito firmado por 16 psicólogos y trabajadores sociales del Doctor Esquerdo. En el hospital de día y en el CRIS los enfermos «pueden mantener su autonomía, mejorar el funcionamiento personal y social que les ayuda más tiempo a mantenerse en la comunidad, ayuda a reducir la sobrecarga familiar y evita el aislamiento».
Según el escrito, ninguna de las personas atendidas actualmente en estos dos servicios «tendría cabida en ningún otro recurso, porque no existen en la provincia, por lo que se verían abocadas al empeoramiento de sus síntomas, con la consiguiente sobrecarga familiar, a posibles ingresos hospitalarios en unidades de agudos y de ahí a posibles internamiento en larga estancia»· El director de área de Salud Mental de la Diputación, José Luis Villar, ha negado que se vayan a perder recursos cuando Sanidad se haga cargo de la gestión de este centro y mientras la Conselleria de Igualdad asume sus competencias en materia de Bienestar Social. «La Diputación se compromete a seguir prestando la asistencia, de manera que ningún enfermo se quede sin el recurso que disfruta actualmente». «Nuestra preocupación -añade Villar- es el paciente con enfermedad mental y el avanzar en su rehabilitación. Fuentes del Doctor Esquerdo añaden que esta inquietud no es compartida por los trabajadores del ámbito sanitario del centro.